LOS ASEDIADOS, LA IMPUNIDAD Y EL SILENCIO

jueves, 12 de noviembre de 2009


Las últimas noticias recibidas desde la casa de Vladimiro Roca, son extremadamente alarmantes.

Sobre todo, es dramática e inconcebible la actitud de la gestapo cubana ante la degradación de salud de Martha Beatriz Roque, una mujer diabética acosada por esos salvajes verdugos, que no se detienen ante nada.

Todo parece indicar que la van a dejar morir. Al final, el mundo no quiere escuchar nada del pueblo de Cuba. Es nuestro el problema y, lo hemos permitido por medio siglo.

Lo que resulta imperdonable, no es sólo la salvaje e ilegal impunidad de la dictadura, sino el silencio de la propia disidencia y del exilio, ante la gravedad de la situación. Son muy escasas las voces que se han alzado a denunciar la bestialidad del gobierno ante este grupo de opositores, que ya llevan 35 días cercados por las fuerzas de una imparable brutalidad.

Nada se sabe de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la OEA. Nada se sabe de Amnistía Internacional o de Human Rights Watch. Sólo un grupo de sitios cubanos de Internet han denunciado y continúan denunciando esta salvajada de la tiranía castrista.

Desde el inicio, sufren el acoso y las agresiones físicas constantes de una turba inescrupulosa y sin principios, organizada por la Seguridad del Estado, el tenebroso aparato fascista de la dictadura.

Según la entrevista de Telemundo de Miami, a Vladimiro Roca, el estado de Beatriz es de extrema gravedad.

Lo que se vislumbra, es un brutal asalto final de la Seguridad del Estado a estos pacíficos e indefensos disidentes, para romper la resistencia y el ayuno en que se encuentran, y quebrar la voluntad de lucha de estos heroicos cubanos.

Esta expresión de extrema brutalidad e impunidad de esas fuerzas de la dictadura, no muestran su poder, sino la debilidad terminal y el ocaso de un sistema que está prácticamente liquidado y cuya única respuesta ante la rebeldía de los opositores, es la fuerza ilegal de sus acciones.

Ellos saben que están sentados sobre un barril de dinamita, que algún día va a explotar, sin que ellos lo puedan evitar.

La dictadura se ha quedado sin argumentos. Ya nadie cree en las mentiras que han repetido durante los últimos cincuenta años. Y tienen un miedo espeluznante.

No son los sitiados los que tienen miedo. Es la dictadura que tiembla y expresa todo su terror, aterrorizando a sus ciudadanos.

Pero ya nada puede detener la marcha de nuestro pueblo hacia su liberación definitiva. La represión sólo genera más resistencia. Lo único que falta es la unidad de todos para tumbar a esa salvaje dictadura.

Todos los patriotas cubanos que vivimos en el exterior, hacemos responsables al gobierno dictatorial de Raúl Castro de cualquier cosa que le pase a Beatriz Roque o a cualquiera de los asediados en la casa de Vladimiro Roca. Los que participen en ese asalto, no se quedarán impunes. Tarde o temprano, tendrán que responder ante la justicia por tamaña cobardía.


¡Viva Cuba Libre!

¡Vivan los Opositores asediados!

¡Morir por la Patria, es vivir!


Asdrúbal Caner Camejo

Representante del PSD

en Canadá.

2 comentarios:

Inminente asesinato político de Martha Beatriz Roque. ¡Evitémoslo!

Se impone desde este momento una acción concertada en la Red que permita diseminar esta información por todos los medios.
Es cierto que hay un silencio de los medios sobre la situación de los sitiados que se ha prolongado por más de dos semanas. Pero los constantes actos de repudio permiten suponer que este asunto lo han tratado los esbirros de la Dictadura castro-comunista como un asunto de máxima prioridad, mientras que la oposición dentro y fuera de Cuba se ha desatendido o lo ha minimizado. Hoy la circunstancias es crítica, nuestra meritoria compatriota, Martha Beatriz Roque Cabello está al borde de la muerte y no se adelanta ni una sola gestión dentro o fuera de Cuba para que no muera.
¿Cómo es posible que permanezcamos impasibles mientras vemos morir a Martha Beatriz? ¿Cómo es posible que los eventos en torno a la conocida bloguera cubana, Yoani Sánchez, nos mantengan ocupados y desatendamos la situación de los Sitiados? En su momento prestamos y aun nos ocupa la situación de los blogueros cubanos, pero estos,- maltratados-, se mantienen en sus hogares. Los sitiados en cambio sufren el acoso y los actos de repudio de manera permanente y hoy nuestra inclaudicable y valiente Martha Beatriz está muriendo lentamente.
Aun estamos a tiempo. Que la inconsciencia de muchos y la obnubilación de tantos no nos permita ver cuan apremiante es llevar a cabo una campaña en la Red que llegue a todas las personas que de una forma u otra pueden influir para que Martha Beatriz…, en horas no se convierta en una víctima más de una Dictadura corrompido y oprobiosa. No es el momento de escribir notas en Internet o de recoger firmas. ¡NO hay tiempo!.

Este y otros mensajes sobre la situación crítica de los sitiados, deber hacerse llegar a:
• Las autoridades de la Iglesia en Cuba; sobre todo la Iglesia católica teniendo en cuenta que un sacerdote católico ha dado los últimos sacramentos a Martha Beatriz.
• Solicitar un compromiso inmediato de las demás organizaciones de oposición dentro y fuera de Cuba para que se manifiesten en contra de este asesinato político.
• Enviar comunicados, correos electrónicos y hacer llamadas de urgencia a las representaciones diplomática en Cuba para que envíen a un miembro de sus legaciones en La Habana a la casa de los sitiados.
• Solicitar una acción inmediata de los congresistas cubanos – americanos en los Estados Unidos de Norteamérica.
• Comunicar a los medios en el exterior y dar a conocer la grave situación de una opositora cubana que puede fallecer en las próximas horas.
• Uno y otro gesto de solidaridad, compromiso, condenas que se mantenga hora a hora. minuto a minuto, que permita salvar la vida de tan valiosa compatriota.
• Toda página Web, Blogs, lista de correos electrónicos deben incluir y dar prioridad a la crítica sitiacuo9n de Martha Beatriz Roque y Los Sitiados.

Dr. Eloy A González.

Hoy no se acueste tranquilo sin haber mandado un correo electrónico, haber escrito en algún foro que trate este asunto, haber llamado a un amigo o familiar, o haber elevado una oración a Dios pidiendo su intersección y cuidado para con Martha Beatriz.
Información relacionada:
Los asediados, la impunidad y el silencio.
Martha Beatriz Roque entre la vida y la muerte.

 
 
 

Archives